Extracción de sangre: procedimiento y puntos de extracción

Extracción de sangre
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

La extracción de sangre es una de las prácticas más básicas y rutinarias en una clínica veterinaria.

Sus funciones son diversas, desde servir para diagnosticar o descartar enfermedades, como control de enfermedades crónicas así como para el examen preanestésico.

Por lo general, podemos obtener muestras de sangre de 4 lugares diferentes:
  • De la vena yugular. Resulta ser la mejor por excelencia ya que nos permite obtener sangre de manera rápida y fácil. Al tener un buen calibre de vena, la sangre fluye y no se obstruye, pudiendo obtener grandes cantidades si se requiriese. Se palpa muy bien, por lo que es fácil localizarla y acertar con la aguja. En ocasiones, los animales se vuelven reacios a la posición necesaria para obtener la muestra o puede que se asusten con la peladora. Pero si el paciente mínimamente colabora, siempre va a resultar la opción más cómoda. En gatos es la opción más frecuente. Esto depende de cada persona, pero por lo general, se suele doblar la aguja unos 45º para evitar atravesar la vena, ya que así acompaña la inclinación de la aguja con la de la vena.
  • La vena cefálica (en extremidades anteriores) es la segunda más común. Tiene fácil acceso por su posición en la parte dorsal del antebrazo. En animales grandes como perros de raza grande, será la de elección, mientras que en raza pequeña o en gatos, dependerá de la situación. En gatos puede obstruirse al ser de menor tamaño. Hay que tener en cuenta el factor estrés de los animales. En ocasiones, si tenemos delante una raza pequeña que el intentar encontrar la vena cefálica supone demasiado manejo, puede resultar más cómodo el acceso a la vena yugular directamente.
Vena cefálica
  • La vena safena (en extremidades posteriores). No es muy habitual utilizar esta opción. Se realizará cuando no se pueda manipular las extremidades anteriores ni la yugular. Es una vena que se colapsa rápido debido a su menor tamaño. Para obtener de aquí la muestra, se deberá usar jeringas pequeñas y se realizará una aspiración lenta.
  • La vena auricular. Se suele usar en animales exóticos como los conejos, por ejemplo con la raza Belier.
Vena auricular
El procedimiento de extracción será el siguiente:

1️⃣ Lo primero siempre será preparar el material para que la extracción sea rápida y eficaz. Éste será:

  • Jeringa (2ml) + Aguja [según tamaño: naranja (todas menos yugular en razas pequeñas y gatos) < azul (la mayoría de ocasiones) < verde (yugular y cefálica en razas grandes)]
  • Algodón/gasa + desinfectante
  • Tubos de muestra + goma elástica para torniquete + peladora.

2️⃣ A continuación, se rasurará la zona deseada y se desinfectará la piel.

3️⃣ Una vez localizada, excepto en yugular y auricular: Se realizará un torniquete para ingurgitar la vena (también puede hacerlo alguien que te sujete al animal). Se localizará de manera visual y también por palpación, y se estabilizará con la mano.

4️⃣ Le sigue la extracción de sangre propiamente dicha: se introducirá la aguja hasta ver que se mancha de sangre la base de ésta. Se aspirará hasta conseguir el volumen deseado.

5️⃣ Antes de retirar la aguja, se quitará el torniquete, presionando con una gasa la zona de entrada y después se retirará la aguja.

6️⃣ Por último, rápidamente se introducirá la muestra en los tubos, con suavidad, y a continuación se realizará un ligero movimiento para distribuirla por él.

Una vez obtenida la muestra en los tubos deseados, podrá realizarse tanto la muestra en laboratorio interno como mandarlo a analizar a uno externo.

¡Ahora solo queda que se ponga en práctica la técnica! Es una de las pruebas más importantes dentro de la clínica veterinaria, nos aporta mucha información sobre la salud de nuestros pacientes. Ponte manos a la obra, cuando coges confianza te resultará muy sencillo hacerlo incluso en situaciones no tan fáciles.

La extracción de sangre es una de las pruebas más importantes dentro de la clínica veterinaria, nos aporta mucha información sobre la salud de nuestros pacientes.

¡Esperamos que haya sido de tu interés!

¡Si te ha gustado, no dudes en suscribirte a nuestra web, dónde encontrarás contenido relacionado con el mundo animal, formación veterinaria especializada para auxiliares técnicos veterinarios (ATV) y casos clínicos veterinarios reales!

Los contenidos de esta publicación se redactan sólo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar diagnósticos o sustituir la labor de un profesional. Le recomendamos que contacte con su especialista de confianza.

Raquel Rivas

Raquel Rivas

Raquel es una veterinaria licenciada en la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha trabajado en varios hospitales del área metropolitana de Barcelona, donde sus principales áreas de trabajo han sido medicina interna, urgencias, UCI y hospitalización. Ha cursado posgrado de Medicina Interna acreditado por la Universidad Católica de Valencia (UCV). Actualmente forma parte del equipo de Medicina Interna del hospital en el que trabaja, en Barcelona.

Índice de contenidos

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin