Papel del Auxiliar Técnico Veterinario en la gestión de una clínica

[vc_row el_id=”post-pc”][vc_column][vc_column_text css=”.vc_custom_1626767728700{border-radius: 5px !important;}”]

Papel del Auxiliar Técnico Veterinario en la gestión de una clínica

 

El papel del Auxiliar Técnico Veterinario en la gestión de una clínica es esencial en su día a día. Su intervención no solo consiste en ayudar al veterinario dentro de la consulta; su trabajo implica muchísimas tareas. A continuación, os detallaremos algunas de las más importantes.

papel del Auxiliar Técnico Veterinario en la gestión de una clínica

La importancia del papel del Auxiliar Técnico Veterinario en la gestión de una clínica veterinaria

El ATV debe tener unos conocimientos muy sólidos sobre cirugía y medicina veterinaria, ya que será la mano derecha del veterinario en intervenciones y realización de pruebas para la obtención de diagnósticos. Aún y así, el papel del Auxiliar Técnico Veterinario en la gestión de una clínica va muchísimo más allá.

Aunque cada centro veterinario puede organizar las tareas de su personal en base a sus necesidades específicas, de manera general, las tareas que puede llegar a desempeñar un ATV son las que se mencionan a continuación.

Recibir y acompañar

Cuando llega el momento de iniciar la consulta de un paciente, será el ATV quien se encargue de llamarle por su nombre para pasar a consulta, darle la bienvenida, acompañarle a él y su mascota a la sala y asegurarse de que la cita da comienzo de manera correcta.

Informar

Dentro del papel del Auxiliar Técnico Veterinario en la gestión de una clínica, la tarea informativa es muy amplia.

De forma general, pues como ya hemos dicho, quizás haya centros en los que estas tareas se repartan de otra forma entre el personal, el ATV:

  • Antes de iniciar una consulta, informará al veterinario de los motivos generales de la visita.

  • Informará a los clientes de los presupuestos para la realización de pruebas, intervenciones e ingresos, aclarando los procedimientos de cobro estipulados por el centro.

  • También comunicará a los clientes sobre la finalización de intervenciones llevadas a cabo y progresos del animal.

  • Si se introducen nuevos servicios en el centro, se encargará de transmitirlo a los clientes, explicando en qué consisten y qué beneficios aportan.

  • Informará, a quien corresponda en la clínica, de todo aquello que afecte a la imagen del centro: suciedad, desperfectos, etc.

  • Transmitirá a la gerencia cuestiones sobre problemas entre el personal del centro o quejas recibidas por pacientes.

Facturación y cobros

En caso necesario, el ATV tendrá que hacerse cargo de cobrar un depósito inicial para la realización de intervenciones.

Por otro lado, deberá generar las facturas pertinentes, así como realizar los cobros teniendo en cuenta las condiciones pactadas entre clínica y cliente.

En caso de impagos, el ATV tendrá que ponerse en contacto con los clientes correspondientes, dar los avisos necesarios, aclarar cuáles son los pagos pendientes y acordar cuándo y cómo se debe proceder a la realización de los mismos.

Constatar

Tras una visita, el ATV debe reiterar el diagnóstico, así como asegurarse de que el veterinario ha dado las instrucciones correspondientes y que el cliente las ha entendido, especialmente si se trata de la administración de un tratamiento en casa. Dicho tratamiento debe ser preparado por el ATV.

papel del Auxiliar Técnico Veterinario en la gestión de una clínica

En caso de ser necesaria la realización de pruebas o una intervención, también debe cerciorarse de que el cliente está 100% enterado de las mismas.

Además, tiene que constatar que el veterinario ha resuelto todas las dudas técnicas y aquello que no es competencia del ATV responder.

Seguimiento

El papel del Auxiliar Técnico Veterinario en la gestión de una clínica también es muy relevante en lo que al apartado de seguimiento se refiere.

Si un paciente ha sido intervenido, el ATV tendrá que preparar todo para darle de alta una vez se haya asegurado de que el animal está listo para irse.

También tendrá que estar en contacto con el propietario del animal para conocer el estado del mismo, su evolución, responder a las dudas que le surjan y, en caso de no poder hacerlo, remitirlas al veterinario.

Tendrá que estar al tanto de las próximas visitas del paciente y llamar si no se presenta a revisión.

En caso de que un paciente haya fallecido, el ATV puede realizar una llamada al propietario para mostrar su pesar en nombre del centro.

Gestión de citas y recordatorios

El ATV debe informar al cliente de las próximas citas y, por tanto, también debe programarlas. Especial importancia cobran aquellas citas de seguimiento tras una intervención quirúrgica o prueba.

También debe encargarse de programar citas de pacientes referidos.

En cuanto a los recordatorios, realizará los avisos necesarios a los clientes por los medios seleccionados, llevará a cabo un seguimiento del envío de recordatorios para asegurarse de que los clientes solicitan una nueva visita que el ATV programará, así como contactar por una vía diferente a la primera con aquellos que no la han concertado.

Papel del Auxiliar Técnico Veterinario en la gestión de una clínica

Muchísimas de las tareas mencionadas que lleva a cabo un ATV (generar facturas, programar citas, gestionar referidos, etc.) se realizan a través de un software instalado en los dispositivos informáticos del centro. Por ello y por la cantidad de tareas a realizar, lo ideal es que dicho programa sea lo más sencillo e intuitivo posible, pero a la vez eficaz.

Este es el caso de Wakyma Vets, un software de gestión veterinaria que nace tras escuchar a muchos profesionales veterinarios, dando lugar a un programa que está adaptado a las necesidades reales de los centros y de sus trabajadores.

Cuenta con las funcionalidades necesarias para el trabajo diario de la clínica, sin perderse en otro tipo de campos innecesarios, reduciendo el tiempo invertido en entenderlos o en tareas manuales que en Wakyma Vets se pueden automatizar, como el envío de recordatorios.

Pero a la vez, aporta nuevas herramientas adaptadas a las necesidades actuales. Por ejemplo, gracias a su app para clientes y a la integración de la plataforma con WhatsApp, es posible compartir con los clientes, a través de su móvil, toda la información de las visitas (diagnóstico, tratamiento, etc.), enviar recordatorios y realizar campañas de manera sencilla y eficaz.

Todo ello no solo facilita la comunicación con los clientes, sino que reduce muchos tiempos. Algo muy favorable para una figura tan importante como la del ATV y con tantas funciones.

 

“Los contenidos de esta publicación se redactan sólo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar diagnósticos o sustituir la labor de un profesional. Le recomendamos que contacte con su especialista de confianza.”

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_section][/vc_section]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acaba en
00
00
00
00
Purple friday: aprovecha hasta un 25% en nuestros cursos