Los tubos de laboratorio y para qué sirven

Tubos de análisis laboratorial

Como habrás podido comprobar en el trabajo de clínica veterinaria, el análisis de muestras en laboratorio es una pieza fundamental del diagnóstico de enfermedades. Se pueden analizar muestras de sangre, de orina, de piel, pelo, semen, fluidos vaginales, etc.

La gran mayoría de clínicas cuentan con un laboratorio interno para los procedimientos más básicos de diagnóstico, aunque también pueden referirse las muestras a laboratorios externos para complementar el proceso. El análisis sanguíneo nos da gran información de cómo están funcionando los órganos de nuestro paciente por ello es un procedimiento muy habitual en la clínica.

Seguramente seas el encargado de hacer la labor del propio análisis, pero, ¿alguna vez te has preguntado para qué sirve cada uno de los tubos que utilizas? ¿por qué se usan unos en vez de otros? En adelante te contamos que función tienen.

Antes de describir cada uno, es importante tener en cuenta la composición de la sangre para conocer qué función tiene cada tubo y el porqué de los componentes que en él se incluyen. La sangre está compuesta por una parte líquida denominada plasma y una parte sólida llamada suero. Cuando centrifugamos la sangre (con anticoagulante) obtenemos estas dos porciones. Se produce la sedimentación en fondo del tubo de los sólidos o las sustancias de mayor peso, quedando por encima el plasma, donde se encuentras las sustancias de menor densidad.

  • El plasma es la parte acelular y contiene: agua (90%), proteínas (7%) y al resto le corresponde: sales, glucosa, vitaminas, hormonas, etc.
  • El suero contiene por tanto, las células de la sangre (glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas).

El plasma supone el 55% de los componentes de la sangre y es el medio acuoso donde se mantiene la sustancia en solución.

Sabiendo estos datos, podemos saber qué necesitaremos para cada muestra. Si vamos a analizar proteínas, necesitaremos el plasma, por lo que necesitaremos separar la parte celular de la sangre (con el centrifugado). Si queremos analizar componentes sanguíneos como por ejemplo las glóbulos rojos, necesitaremos el suero.

Tubo con tapón rojo

  • Aditivo: Ninguno.
  • Propósito: Permite la coagulación de la sangre, por lo que se formará coágulo.
  • Ejemplos de pruebas para las que se utiliza: Bioquímica, serología (ELISA por ejemplo), hormonas, perfil de lípidos, pruebas de funcionalidad hepática y renal, electrolitos.

Tubo con tapón azul celeste

  • Aditivo: Ninguno.
  • Propósito: Permite la coagulación de la sangre, por lo que se formará coágulo.
  • Ejemplos de pruebas para las que se utiliza: Bioquímica, serología (ELISA por ejemplo), hormonas, perfil de lípidos, pruebas de funcionalidad hepática y renal, electrolitos.

Tubo con tapón morado/lila

  • Aditivo: Etilendiamino-tetra-acetato (EDTA). Es un anticoagulante que previene la formación de coágulos de sangre. Se une a iones metálicos como el calcio, magnesio, plomo y hierro, impidiendo que se forme el coágulo. Es el anticoagulante mas versátil, por ello, si en el momento de obtención de la muestra de sangre se desconoce qué tipo de derivado va a obtenerse o a qué tipo de ensayo se va a destinar, se recomienda recoger la muestra con EDTA.
  • Propósito: Impide la coagulación sanguínea, lo cual permite separar el plasma.
  • Ejemplos de pruebas para las que se utiliza: amplio rango de análisis de laboratorio. Se utiliza para el estudio cuantitativo de células sanguíneas, tanto para su recuento y estudio de su morfología (hemograma) como para el estudio inmunohematológico (grupo sanguíneo, pruebas de compatibilidad, etc.). No se usará para bioquímica tubo con EDTA.

Tubo con tapón verde

  • Aditivo: Heparina sódica. Es el anticoagulante de elección para la determinación de pH, gas en sangre, electrolitos y calcio ionizado. Sin embargo la heparina no debe ser usada para test de coagulación ni hematología. Evitará que se forme la fibrina que formará el coágulo.
  • Propósito: Impide la coagulación sanguínea, lo que permite separar el plasma.
  • Ejemplos de pruebas para las que se utiliza: es el de elección para Bioquímica. También se usa para serología (PCR por ejemplo)

Tubo con tapón gris

  • AditivoOxalato de potaso y fluoruro sódico.
  • Propósito: Impide la glucólisis
  • Ejemplos de pruebas para las que se utiliza: Medición de glucosa.

¡Esperamos que haya sido de interés la información y que de ahora en adelante selecciones cada tubo de muestra de manera consciente!

Los contenidos de esta publicación se redactan sólo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar diagnósticos o sustituir la labor de un profesional. Le recomendamos que contacte con su especialista de confianza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *