Anamnesis veterinaria para ATVs

Ya la tenemos por aquí...

¡Nueva clase desbloqueada GRATIS!

Seguro que has escuchado (o estudiado) que hacer una buena anamnesis es crucial para las ATVs. Y es que la anamnesis veterinaria es una de las primeras tareas que las ATVs tenemos que hacer cuando un paciente enfermo llega al centro veterinario. 

Esto es muy importante, ya que una buena anamnesis permite empezar con los diagnósticos diferenciales y pruebas necesarias. Y con ello,llegar al diagnóstico definitivo y su tratamiento.

¿Pero qué es exactamente esto de la anamnesis? ¿Qué preguntas son las que tenemos que hacer? ¿Cómo podemos sacar la mayor información posible? Así que para responder a estas preguntas, ¡sigue leyendo!

Definición de la anamnesis

En medicina humana, la anamnesis se define como el interrogatorio que se realiza a un paciente para identificarlo, conocer sus dolencias, saber más acerca de su historia clínica y determinar los elementos familiares, ambientales y personales relevantes.

Pero claro, en medicina veterinaria no podemos hacer este interrogatorio al paciente, los perros y gatos no nos hablan y no nos pueden decir exactamente qué les duele ni cómo se sienten. 

Por eso, la anamnesis veterinaria se basa en el interrogatorio al tutor de nuestros pacientes. Y esto hace que esa primera toma de contacto sea un poco más complicada que en medicina humana.

Los signos clínicos que el tutor observa en su animal se pueden basar en su interpretación. Además, a veces no han visto lo ocurrido en primera persona, suelen estar muy nerviosos al ver a su animal enfermo. Esto hace que sea posible que se olviden de contarnos ciertas cosas en la anamnesis que pueden llegar a ser relevantes a la hora de plantear los diagnósticos diferenciales.

Importancia de una buena anamnesis en medicina veterinaria

Sabiendo la dificultad que conlleva recopilar todos los datos de nuestros pacientes, es muy importante que las ATVs, que somos las primeras que trataremos con los tutores, estemos preparadas para  una buena anamnesis.

Las preguntas básicas que tenemos que hacer son las siguientes (si es un animal que siempre se ha tratado en nuestro centro ya tenemos su historia clínica, y por lo tanto, pasaremos directamente a la segunda fase de la anamnesis):

  • ¿Especie? ¿Perro o gato? (si hablamos de pequeños animales)
  • Edad, sexo y raza del animal
  • ¿Castrado o esterilizado? 
  • ¿Vacunado? ¿Desparasitado al día?
  • Estilo de vida (en un gato si es outdoor o indoor)
  • Peso (si no lo saben exactamente podemos pesar al animal en la clínica)
  • ¿Tiene alguna enfermedad diagnosticada? ¿Toma medicación para ella u otra medicación?
  • ¿Qué tipo de alimentación tiene?
  • ¿Cuál es el motivo de la consulta?

Dependiendo de la respuesta a esta última pregunta, tenemos que proceder a hacer preguntas relacionadas con ella para sacar la máxima información posible. 

Esto es verdaderamente importante a la hora de hacer una anamnesis, ya que con la información que proporcionamos al veterinario, éste podrá hacerse una idea de la dolencia del animal y comenzar con el diagnóstico diferencial y las pruebas necesarias.

Ejemplo para ver la importancia de una buena anamnesis

Por poner un ejemplo sencillo. Imaginemos que el tutor nos viene contando que desde esta mañana su perro tiene sangre en las heces y es la primera vez que le pasa. Al parecer, no muestra ningún otro signo clínico.

Esto, en un principio, puede derivar de diferentes patologías. Pero es nuestra labor como ATVs indagar más acerca de esa sangre en las heces, con el fin de informar al veterinario para que pueda centrar su consulta en esos posibles diagnósticos diferenciales.

En este caso, la siguiente pregunta qué tenemos que hacer es el color de esa sangre, si es sangre rojiza o rosada, o sangre oscura. Dependiendo del color de esa sangre, el problema del perro puede deberse a diferentes patologías.

Si el perro tiene heces con sangre fresca (o hematoquecia), el problema se origina en el tracto gastrointestinal inferior, y algunos, no todos, de sus diagnósticos diferenciales pueden ser: colitis, estreñimientos, problemas en las glándulas anales o parásitos.

En cambio, si el perro tiene heces con sangre oscura y seca (o melena), significa que el problema se encuentra en el tracto gastrointestinal superior, ya que tenemos sangre digerida. Algunas de las causas (no todas) pueden ser: úlceras en el estómago, gastritis, hemorragias en boca, nariz o esófago.

Cómo podemos observar, los diagnósticos diferenciales son bastante diferentes dependiendo del color de la sangre en este caso, y esto lo hemos sacado de hacer una sola (y apropiada) pregunta. 

Por eso es importante saber hacer una buena anamnesis, porque ayuda a tener una idea mucho más clara de dónde puede derivar el problema. Agiliza los diagnósticos diferenciales y por tanto el tratamiento y la curación de nuestros pacientes, que es para lo que trabajamos en esto.

Tipos de anamnesis 

Algo muy importante que debemos saber es que no todas las anamnesis son iguales, y debemos adaptarnos a cada contexto. Como ya hemos comentado, no comenzaremos con las mismas preguntas ante un paciente que ya conocemos y del que tenemos su historia clínica, que ante un paciente que es la primera vez que viene a nuestro centro.

La anamnesis también varía dependiendo de si es una visita presencial al centro veterinario, o si en cambio es telefónica

Si estamos realizando una anamnesis telefónica, tenemos que ser mucho más precisos a la hora de hacer las preguntas. En este caso, no tenemos la ventaja y la información que nos da el lenguaje no verbal (tanto del tutor como del animal), y por tanto, cuanto más claras y específicas seamos en nuestras preguntas, obtendremos respuestas más concisas y exactas.

Otro tipo de anamnesis muy importante es el de urgencias, que en este caso también puede ser presencial o telefónica. 

Anamnesis y triaje de urgencias

En la anamnesis de urgencias además de hacer las preguntas básicas y las que derivan de la patología urgente, debemos hacer un triaje inicial. Esto es, debemos valorar el riesgo para la vida de ese animal y lo urgente que tiene que empezar con el tratamiento. Para ello, existen varias guías internacionales que son de gran ayuda. 

Un resumen de ese triaje es:

  • Clase I: Pacientes en los que su vida corre peligro y deben ser atendidos inmediatamente. Algunos ejemplos son la dilatación-torsión gástrica, parada cardiorrespiratoria, o traumatismos graves.
  • Clase II: Pacientes muy graves en los que su vida corre peligro si no se actúa en pocos minutos. Algunos ejemplos son la ingesta de tóxicos, shock (de cualquier tipo) o hemorragias.
  • Clase III: Pacientes graves e inestables que deben ser atendidos en poco tiempo (horas). Algunos ejemplos son los vómitos, diarreas o anorexia menos agudos, obstrucción uretral.
  • Clase IV: Pacientes estables con por ejemplo cojera, conjuntivitis, o una masa en la piel.

Además, si la anamnesis y el triaje es telefónico, debemos acompañar al tutor en todo momento guiándole si necesita hacerle los primeros auxilios al animal y/o dándole indicaciones sobre la manera más correcta de trasladarlo.

¿Cómo realizo una buena anamnesis?

Como en todos los trabajos, la experiencia es un grado.  A medida de que, como ATVs, realicemos más y más anamnesis, cogeremos soltura a la hora de saber cómo plantear las preguntas más adecuadas para cada caso.

Algo muy importante a tener en cuenta es que debemos ser personas muy empáticas con los tutores. Tenemos que entender que para ellos su animal es muy importante, que es parte de su familia, y que pueden estar muy nerviosos por la situación. 

Por eso tenemos que tener una comunicación muy clara, asertiva sin poner en duda lo que nos cuenten, con respeto, educación y hasta con cariño. Es posible que lo que para ellos un hecho sea una anécdota sin importancia, tenga un papel clave a la hora de hacer un diagnóstico diferencial. Así que hay que ser un poco investigadoras para sacar toda la información posible. 

Cómo la mayoría de las cosas en medicina (veterinaria y humana), la anamnesis también debe ser individualizada a cada paciente. Aparte de las preguntas básicas que son comunes a todos los pacientes, el interrogatorio posterior debe hacerse dependiendo de los signos clínicos y respuesta que nos de el tutor.

Ejemplo de anamnesis que posteriormente se diagnosticó con FLUTD

Acude a consulta sin cita previa una persona con su gato del que no tenemos su historial clínico comentando que desde ayer ha visto al gato intentando orinar fuera del arenero, y que además sólo le salen pocas gotas. Con estos datos comenzamos con la anamnesis que sería común para todos los pacientes y apuntando las respuestas recibidas:

  • Edad, sexo y raza del animal. Gato europeo común, macho de 8 años
  • ¿Castrado o esterilizado? Está castrado desde hace unos 2 años
  • ¿Vacunado? ¿Desparasitado? Tiene todas sus vacunas y desparasitaciones al día
  • Estilo de vida: indoor
  • Peso: 8 kg
  • ¿Tiene alguna enfermedad diagnosticada? ¿Toma medicación para ella u otra medicación? Tuvo conjuntivitis una vez, se la trataron y en principio es un gato sano
  • ¿Qué tipo de alimentación tiene? Come BARF, pero desde ayer no se termina su toma
  • ¿Cómo está de ánimos? Un poco más inquieto de lo normal
  • ¿Cuál es el motivo concreto de la consulta? Ayer le notó que no orinaba en el arenero, y vió como que en sus proximidades lo intentaba y sólo le salían unas gotitas

Teniendo todos estos datos iniciales, empezaremos a hacer preguntas basándonos en el caso en concreto. En este caso, sabemos que es un gato (muchas patologías son iguales a las de los perros, pero sus signos clínicos varían). Así que vamos con un ejemplo de cómo podría darse una buena anamnesis:

  • Aparte de la dificultad para orinar, ¿presenta algún otro síntoma? El gato está como inquieto, no tiene vómitos ni diarreas, sus heces sí son en el arenero y son normales, come menos de lo normal, pero come.
  • ¿Habéis cambiado el arenero de lugar? ¿Está en una zona que no sea de paso y sin ruido? ¿Habéis puesto arena diferente a la habitual? ¿Se recogen las heces de forma diaria y se limpia el arenero a fondo de forma habitual? El arenero está en el baño, no se ha cambiado de lugar, la arena es la de siempre, y la mantenemos limpia constantemente
  • ¿Tiene un buen enriquecimiento del ambiente? ¿Dispone de rascadores, lugares altos donde trepar y descansar, un “refugio”, ventanas y balcones por dónde pueda mirar al exterior? Sí, tiene dos rascadores ubicados en las ventanas que están protegidas y acceso a toda la casa
  • ¿Ha ocurrido algo fuera de la rutina habitual del gato? ¿Persona o animal desconocido viviendo en casa hace poco? ¿Nuevos horarios de trabajo? ¿Algún viaje y/o mudanza? ¿Obras en la casa, de los vecinos o en la calle que se escuchen? Desde el fin de semana mi madre está en casa porque se ha roto una pierna y ha venido a quedarse unas semanas hasta que se recupere
  • ¿Vivís con más animales en casa? Si es así, ¿se llevan bien entre ellos? No, es el único animal con el que vivimos

Con todos estos datos que se los pasamos al vete, ya se puede empezar a hacer un diagnóstico diferencial. Sabemos que los gatos y el estrés no son buenos compañeros. Es un gato macho castrado, además con obesidad (8 kg) y que está viviendo una situación muy estresante (una nueva persona viviendo en casa).

El veterinario puede hacerse una idea inicial sobre el diagnóstico: obstrucción uretral debido a FLUTD. Hará las pruebas necesarias (hemograma, bioquímica, urianálisis, sedimento de orina en busca de piedras, ecografía), buscando descartar o confirmar esta sospecha.

Finalmente, tras la exploración inicial, las pruebas necesarias, se confirma que el gato presenta FLUTD desencadenado por un factor de estrés.

Así que, como vemos, hacer una buena anamnesis es fundamental para agilizar el procedimiento del diagnóstico y tratamiento a nuestros pacientes.

Desiré Huerga

Desiré es licenciada en física por la Universidad del País Vasco y ATV. Uniendo estas dos pasiones, ha realizado varios cursos de especialización sobre diagnóstico por imagen, haciendo internados en hospitales. Además, se enamoró del quirófano desde el primer día que entró en uno. Le encanta la divulgación, y piensa que la formación continúa y la información veraz es imprescindible para esta profesión.

Índice de contenidos

¡A por ello!

¡Únete!

Te daremos un primer regalo de bienvenida :)

Introduce tus datos para suscribirte a la mayor comunidad ATV de España

Recibirás el primer regalo al momento