¿FLUTD? Todo lo que una ATV necesita saber

Ya la tenemos por aquí...

¡Nueva clase desbloqueada GRATIS!

¿FLUTD? Seguro que alguna vez has escuchado este extraño nombre, es la enfermedad felina del tracto urinario inferior, que se denomina así por sus siglas en inglés (Feline Lower Urinary Tract Desease). Es una de las enfermedades más comunes y recurrentes en gatos, ¿pero de qué se trata exactamente?

Tanto si eres ATV trabajando en una clínica u hospital, si estás pensando en estudiar auxiliar de veterinaria, o si convives con gatos, es importante que conozcas de qué trata el FLUTD. Cuando más sepamos acerca de una enfermedad, más fácil será prevenirla, diagnosticarla y tratarla. ¡Y conocer el FLUTD es muy importante en medicina felina!

Así que si quieres volverte una ATV experta en FLUTD, ¡sigue leyendo porque te contamos todo!

¿Qué es el FLUTD exactamente?

El FLUTD es un síndrome que, como su nombre indica, afecta principalmente al tracto urinario inferior, es decir, la uretra y la vejiga urinaria. 

Es decir, no se trata de una enfermedad concreta, sino que en medicina felina se utiliza el término FLUTD para englobar a las enfermedades que afectan al tracto urinario inferior de los gatos. Las enfermedades que la abarcan van desde la cistitis, la infección de orina, los cálculos, o la obstrucción uretral, entre otros.

Signos clínicos

Los signos clínicos que muestra un gatito con FLUTD se suelen caracterizar por la presencia de sangre en la orina (hematuria), dificultad y dolor para orinar (disuria), la eliminación de orina en lugares inadecuados (periuria), es decir, fuera de la bandeja de arena, y en casos de obstrucción el animal puede no orinar o orinar muy poca cantidad (anuria y oliguria). 

Este último punto que hemos comentado, los casos de obstrucción total o parcial, requieren un tratamiento de urgencias además de ser incómodos y dolorosos para el felino. Es por ese mismo motivo que hay que concienciar a los tutores de que presten atención a la orina de sus gatos para actuar lo antes posible.

Además, podremos observar cambios en el comportamiento del gato como nerviosismo, visitas frecuentes al arenero, debilidad pronunciada y/o anorexia en casos graves o avanzados, etc. 

Causas y consecuencias

Cómo ya hemos comentado, el FLUTD es un síndrome que engloba varias patologías del tracto urinario inferior en los gatos. Es por eso que, cada una de estas patologías tiene una causa y unas consecuencias diferentes. 

En un estudio realizado en Inglaterra por el International Cat Care, se han analizado las causas del FLUTD obstructivo y del no obstructivo, y lo podemos ver a continuación:

Causas del FLUTD no obstructivo

  • Cistitis idiopática: 65%
  • Piedras en la vejiga: 15%
  • Tumores, alteraciones anatómicas o similares: <10%
  • Infección por bacterias: <2%

Causas del FLUTD obstructivo 

  • Cistitis idiopática: 29%
  • Tapón en la uretra: 59%
  • Piedras en la vejiga: 10%
  • Piedras e infección bacteriana: <2%

Cómo ves, la cistitis idiopática felina es la causa principal del FLUTD. En el caso de los tapones en la uretra, que es la causa prevalente de las obstrucciones, estos también suelen ser provocados por la cistitis idiopática (aunque también pueden ser producidos por las urolitos). Todos los felinos pueden padecer esta enfermedad, pero tienen predisposición a ello los machos castrados y obesos menores de 10 años. Las hembras también pueden padecerlo, pero los casos más graves, suelen verse en machos.

¿Vemos las causas más frecuentes de FLUTD de forma más detallada?

Cistitis idiopática felina y tapones uretrales

La cistitis idiopática felina es un trastorno inflamatorio no infeccioso en el que se observan anomalías en la pared de la vejiga. 

Puede que te estés preguntando, ¿y qué origina la cistitis idiopática felina? Al tratarse de una patología idiopática, no se conoce muy bien la causa exacta de la inflamación, aun así, en las investigaciones realizadas en los últimos 30 años, se ha visto que en la mayoría de ocasiones suelen ser debido al estrés.

Sucede cuando un gato sufre un episodio de estrés (viajes, mudanzas, nuevo miembro en la familia, etc). En estos casos, el endotelio de la vejiga se encuentra dañado dejando desprotegido a la pared vesical. Esto hace que, algunas moléculas de la orina como el calcio o el potasio dañen esta pared y provoquen inflamación. Además, estos iones estimulan neuronas sensoriales de la submucosa causando así un gran dolor en el animal. 

Cuando esto sucede, el conjunto de células inflamatorias y endoteliales pueden formar tapones uretrales que impiden que salga la orina. Cuando tenemos una obstrucción total (anuria), se trata de un caso de urgencia que hay que tratar de la forma más rápida posible. En el caso de no tratarla, podemos producir enfermedad renal crónica, o incluso la muerte del animal.

Piedras en la vejiga (urolitos) y tapones uretrales

Otra de las causas por las que puede aparecer el FLUTD, son las piedras (urolitos) y/o cristales en la orina. En los gatos, los más comunes son los de estruvita y oxalato cálcico.

Cuando se acumulan muchos urolitos, también pueden actuar como tapones uretrales, teniendo entonces las mismas consecuencias, como pueden ser de enfermedad renal crónica o muerte si no se trata con urgencia.

¿Cómo saber si un gato tiene FLUTD? Anamnesis y pruebas diagnósticas

Anamnesis

Las ATVs solemos ser la primera línea de comunicación cuando nos llega un paciente. Por eso son de vital importancia las preguntas que hacemos para encaminarnos a la obtención de un diagnóstico a todo el equipo veterinario. 

Así que hay que empezar con una buena anamnesis. Los signos clínicos que se ven en un gato que suele acudir a consulta por motivos relacionados con la enfermedad de las vías urinarias inferiores pueden ser:

  • No consigue orinar o le cuesta/muestra dolor
  • Tiene sangre en la orina
  • Orina fuera del arenero cuando nunca lo ha hecho
  • Visita con mucha frecuencia el arenero pero no consigue orinar
  • No come, come poco y/o no bebe
  • Diarreas y/o vómitos
  • Está apático, apenas se mueve, débil
  • Está agitado, nervioso, vocaliza mucho, incluso puede estar agresivo

Tenemos que hacer las preguntas adecuadas para que el cliente nos cuente exactamente qué está pasando. También debemos preguntar si ha habido algún cambio ambiental como ausencias, mudanzas o similares que hayan podido producir una situación de estrés al gato. 

El estrés es un punto clave ahora que sabemos que la causa del FLUTD es la cistitis idiopática felina. Y esta, al ser una enfermedad que causa gran dolor, puede que cause en el gato apatía, anorexia, debilidad o incluso agresividad.

Ahora que ya hemos hecho una buena anamnesis y sospechamos de que el felino tiene la enfermedad de las vías urinarias, pero es necesario hacer pruebas para confirmar. ¿Qué pruebas harías?

Pruebas diagnósticas para confirmar el FLUTD

Cómo en cualquier consulta veterinaria, lo primero que hay que hacer a un paciente es una exploración física general. En ella medimos lo siguiente:

  • Frecuencia cardíaca
  • Frecuencia respiratoria
  • Color de las mucosas
  • Tiempo de relleno capilar
  • Temperatura
  • Presión arterial
  • Grado de deshidratación
  • Palpación general prestando atención a la presencia de dolor y/o bultos

En esta exploración general, debemos anotar todos los parámetros que se alejen de los rangos normales.

Para poder dar un diagnóstico, son necesarias realizar otro tipo de pruebas. Por un lado, debemos realizar un hemograma y bioquímica sanguínea. Con ello, descartamos enfermedades sistémicas y tendremos información de los parámetros que están alterados y, de si ya hay afectación renal o no.

En casos de FLUTD, uno de los parámetros que puede salir alterado en una bioquímica es el potasio. Si observamos el potasio alto en estos casos, es debido a que no puede expulsarlo a través de la orina.

Otra prueba que debemos hacer es un análisis de orina y un sedimento de dicha orina. Analizaremos su densidad, y buscaremos si existen cristales, proteínas en orina, células sanguíneas o bacterias.

Adicionalmente a estas analíticas, para confirmar el diagnóstico es interesante hacer una radiografía abdominal y/o una ecografía. Con estas pruebas de diagnóstico por imagen podemos observar si existe alguna alteración anatómica como tumores, la presencia de piedras en la vejiga o la inflamación de la vejiga.

Cuando después de todas estas pruebas hemos visto que el gato presenta dolor abdominal en la palpación y notamos la vejiga dura, y además observamos en la pruebas de diagnóstico por imagen que esta está inflamada y llena, estamos ante un caso grave de obstrucción, y hay que tratarlo cuanto antes.

¿Cómo desobstruir a un gato? ¿Cuál es el tratamiento?

Un gato con obstrucción en las vías urinarias debemos tratarlo cuanto antes, y el primer paso es desobstruirlo. Y para ello es importante que el animal esté anestesiado (es importante tener en cuenta qué fármaco utilizamos para sedar ya que existen algunos que provocan espasmo muscular y que nos dificultarán la desobstrucción).  

En caso de machos, la primera opción será realizar un masaje en el pene con el fin de poder extraer el tapón de forma manual. En muchos casos el tapón uretral se encuentra cerca de la salida por lo que nos resultará relativamente sencillo desobstruirlo.

Si de esta forma no lo logramos, o en el caso de las hembras, recurriremos al sondaje. Sondar es una de las labores que en la mayoría de ocasiones realizamos las ATVs. No te preocupes si nunca lo has hecho o te da un poco de miedo, es cuestión de práctica y con el apoyo de tus compis seguro que lo consigues.

El sondaje hay que hacerlo con mucho cuidado y debemos ir inyectando suero fisiológico durante todo el proceso.

Una vez que el animal está desobstruido, vaciaremos la vejiga y comprobaremos que el tapón ha quedado eliminado. Si la obstrucción era debida a cristales, hay que realizar un correcto plan de nutrición (intentando modificar el PH de la orina para deshacer todos los cristales) para evitar que vuelva a suceder.

Una obstrucción urinaria es muy dolorosa, por lo que en estos pacientes (siempre con la prescripción del veterinario) se recomienda el uso de analgesia para el manejo del dolor

Si debido al FLUTD obstructivo el gato presentaba deshidratación y desequilibrios electrolíticos, entre otros, se deberá recurrir a un adecuado plan de fluidoterapia.

Prevención del FLUTD

La causa más común del FLUTD es el estrés, por eso es importante prevenir episodios de estrés en los gatos. Hay gatos que se estresan muy fácilmente (a veces por cambiar un mueble de sitio), pero hay situaciones que estresan a todos los gatos.

La buena alimentación y la hidratación también son claves para la prevención del FLUTD. ¿Vemos qué podemos hacer para prevenir esta enfermedad?

Prevención del estrés

Mudanzas, viajes, ausencias nuestras, visitas al veterinario, la llegada de un nuevo miembro a la familia (humano, felino o de otra especie), son situaciones estresantes para los felinos. 

Estas, la mayoría de veces no podemos evitarlas, pero sí podemos aprender a manejarlas de una forma cat friendly para que el impacto sea el mínimo posible. Si no sabemos cómo hacerlo, es recomendable el apoyo de un profesional de la etología felina.

Pero evitar el estrés en los gatos en la vida diaria es mucho más manejable, y la clave está en el enriquecimiento ambiental. Aquí van algunas cositas que se pueden hacer en casa, y que te pueden servir si convives con gatos, o para asesorar como ATV a los clientes:

  • Poner rascadores en casa: Pueden ser de diferentes alturas, colgados en las paredes, horizontales, verticales, con zonas de descanso. Es interesante ponerlos al lado de una ventana (protege las ventanas para evitar el síndrome del gato paracaidista).
  • Incentiva al juega: Un gato que juega es un gato feliz. Se pueden usar cañas, ratoncitos de juguete, túneles, cajas de cartón o cualquier cosa que le llame la atención al gato. Dedica un rato al día para jugar con él. El uso de catnip, matatabi o valeriana, puede serte de gran ayuda.
  • Uso de feromonas: Existen en el mercado feromonas sintéticas que imitan a las propias del gato y que hacen que este se sienta más tranquilo. Son interesantes para usarse sobre todo cuando nos encontramos en una situación como mudanzas o viajes. 
  • Uso correcto de areneros: Es recomendable tener siempre más de un arenero por gato (sobre todo en hogares multigato), y estos deben estar situados en un lugar tranquilo y lejos de comida y agua. Es recomendable evitar arenas perfumadas y hay que mantenerlas siempre limpias.

Otras medidas para la prevención del FLUTD

Un gato obeso tiene más probabilidades de padecer la enfermedad felina del tracto urinario inferior (además de otras enfermedades), así que es importante mantener al felino con un índice de masa corporal adecuado. 

Debemos asegurarnos que el gato esté correctamente nutrido e hidratado, y para ello le daremos comida húmeda, además de incentivar la ingesta de agua. Por sus orígenes, los gatos no suelen ser buenos bebedores de agua, así que podemos poner diferentes bebederos en varios puntos de la casa y/o fuentes para gatos, ya que les suele atraer el agua corriente.

¿Cuánto has aprendido sobre el FLUTD?

¡Ahora sí! Después de leer todo este artículo ya conoces todo lo que una ATV debe ser en relación al FLUTD. Cómo auxiliares de veterinaria también debemos asegurarnos de dar buenos consejos a nuestros clientes, así que compi, en este caso, la prevención es la clave.

Si quieres saber más sobre urgencias y pacientes críticos te ofrecemos nuestro Programa de Hospitalización Avanzada. ¡Tenéis 6 clases gratuitas donde os explicamos muchas más cosas sobre los pacientes críticos y la hospitalización!

¿En tu centro hay muchos casos de FLUTD? ¿Tu gatito ha tenido FLUTD? ¡Me encantaría que nos lo contaras!

Bibliografía

  • Cistitis en gatos: Actualización en el diagnóstico y tratamiento del FLUTD – Mª Luisa Palmero. 
  • Prevalence and risk factors of feline lower urinary tract disease in Chiang Mai, Thailand – Kakanang Piyarungsri, Sahatchai Tangtrongsup,Niyada Thitaram,Phatthamaporn Lekklar, and Atiratt Kittinuntasilp.
  • Feline lower urinary tract disease – American Veterinary Medical Association
  • Enfermedad del tracto urinario inferior (FLUTD) – Gemfe (Avepa)

Cuas Veterinaria

Academia centrada en profesionalizar el sector del Auxiliar veterinario en España mediante formación de calidad y nivel avanzado. Estamos todavía lejos de tener un sector ATV profesionalizado y valorado, ¡nosotros luchamos por ello!

Índice de contenidos

¡A por ello!

¡Únete!

Te daremos un primer regalo de bienvenida :)

Introduce tus datos para suscribirte a la mayor comunidad ATV de España

Recibirás el primer regalo al momento