¿Qué es la rehabilitación de pequeños animales? Te lo contamos todo después de una cirugía

¿Qué es la rehabilitación de pequeños animales? Te lo contamos todo después de una cirugía

La rehabilitación postquirúrgica es fundamental para la recuperación completa de los pequeños animales tras una intervención quirúrgica. Una rehabilitación adecuada no solo acelera el proceso de recuperación sino que también mejora la calidad de vida del animal y reduce el riesgo de complicaciones. 

Este artículo está dirigido a veterinarios y ATVs y ofrece una guía detallada sobre las mejores prácticas para la rehabilitación de perros y gatos después de una cirugía, incluyendo técnicas, ejercicios, y manejo del dolor.

Importancia de la rehabilitación postquirúrgica

La rehabilitación postquirúrgica juega un papel crucial en la recuperación de los animales. Ayuda a:

  • Acelerar la recuperación: Reduce el tiempo de recuperación al promover la curación.
  • Mejorar la movilidad: Recuperar la función motora y fortalecer los músculos.
  • Prevenir complicaciones: Evitar adherencias, atrofia muscular y otros problemas postoperatorios.
  • Manejar el dolor: Reducir el dolor y la inflamación asociados con la cirugía.

Evaluación inicial y planificación de la rehabilitación

La rehabilitación, de la misma forma que cualquier tratamiento farmacológico o no, siempre debe ser individualizado a las características del paciente. Para ello, es necesario seguir un protocolo que incluye:

Evaluación inicial

Antes de iniciar cualquier programa de rehabilitación, es esencial realizar una evaluación completa del paciente. Esta evaluación incluye:

  • Historia clínica: Revisión detallada del historial médico del animal.
  • Examen físico: Evaluación de la movilidad, la fuerza muscular y la condición general del paciente.
  • Imágenes diagnósticas: Radiografías, ecografías u otros estudios de imagen para evaluar el estado de la cirugía y detectar cualquier complicación.

Planificación de la rehabilitación

Con base en la evaluación inicial, se debe desarrollar un plan de rehabilitación personalizado que incluya:

  • Objetivos: Metas claras y alcanzables para la recuperación.
  • Técnicas y ejercicios: Selección de técnicas de rehabilitación y ejercicios adecuados.
  • Frecuencia y duración: Determinar la frecuencia y la duración de las sesiones de rehabilitación.
  • Monitoreo y ajuste: Evaluación continua del progreso del paciente y ajustes al plan según sea necesario.

Técnicas y ejercicios de rehabilitación

Algunas de las técnicas que se utilizan más comúnmente en la rehabilitación postquirúrgica de pequeños animales incluyen:

Técnicas de fisioterapia

La fisioterapia se plantea como un aliado perfecto en animales, al igual que ocurre con los humanos.

  • Terapia manual: Masajes y manipulación para mejorar la circulación y reducir la rigidez muscular.
  • Hidroterapia: Ejercicios en agua que disminuyen el impacto en las articulaciones y promueven la movilidad.
  • Terapia con láser: Uso de láser de baja intensidad para reducir el dolor y la inflamación.
  • Electroterapia: Utilización de corrientes eléctricas para estimular los músculos y reducir el dolor.

Ejercicios de rehabilitación

En cuanto a los ejercicios, tendremos en cuenta si estamos tratando con perros o con gatos.

Perros

  • Caminatas controladas: Caminatas con correa para mejorar la movilidad y la fuerza.
  • Ejercicios de equilibrio: Uso de balones terapéuticos y plataformas inestables para mejorar la coordinación y el equilibrio.
  • Fortalecimiento muscular: Ejercicios específicos para fortalecer los músculos afectados por la cirugía.

Gatos

  1. Juegos interactivos: Utilizar juguetes para incentivar el movimiento y la actividad física.
  2. Estimulación ambiental: Proveer un entorno enriquecido con estructuras para trepar y explorar.
  3. Ejercicios de movilidad: Ejercicios suaves de estiramiento y movilidad para mejorar la flexibilidad.

Manejo del dolor y la inflamación

El manejo adecuado del dolor es crucial para una recuperación efectiva. Las opciones incluyen:

Medicamentos

Los medicamentos más comúnmente usados para manejar el dolor son:

MedicamentoEspecieDosisVía de administraciónEfecto
MeloxicamPerros0.1 mg/kg el primer día, luego 0.05 mg/kg/díaOral o inyectableAntiinflamatorio y analgésico
BuprenorfinaGatos0.01-0.02 mg/kg cada 8-12 horasSubcutánea o intramuscularAnalgésico
TramadolPerros2-4 mg/kg cada 8-12 horasOralAnalgésico
GabapentinaGatos5-10 mg/kg cada 12 horasOralAnalgésico neuropático

Terapias no farmacológicas

  • Terapia de frío y calor: Aplicación de compresas frías o calientes para reducir la inflamación y el dolor.
  • Acupuntura: Técnica alternativa que puede ayudar a aliviar el dolor y mejorar la recuperación.
  • Masoterapia: Masajes terapéuticos para reducir la tensión muscular y mejorar la circulación.

Monitoreo y ajuste del plan de rehabilitación

Es fundamental monitorear el progreso del paciente y ajustar el plan de rehabilitación según sea necesario. Esto incluye:

  • Evaluaciones regulares: Revisión periódica del estado del paciente y su progreso.
  • Ajustes en el plan: Modificar la frecuencia, duración o tipo de ejercicios según la respuesta del paciente.
  • Comunicación con el tutor: Mantener al tutor informado sobre el progreso y las necesidades del paciente.

Educación del tutor

En la mayoría de ocasiones, un paciente postquirúrgico va a regresar a casa cuando la recuperación quirúrgica todavía no se ha concluido. Por eso, la educación al tutor es importantísima.

Instrucciones postoperatorias

Proveer al tutor con instrucciones claras sobre cómo cuidar al animal en casa, incluyendo:

  • Medicamentos: Dosis y frecuencia de administración.
  • Restricción de actividad: Límites en la actividad física para evitar lesiones.
  • Signos de alarma: Indicadores de posibles complicaciones que requieran atención veterinaria inmediata.

Participación activa

Involucrar al tutor en el proceso de rehabilitación puede mejorar significativamente los resultados. Esto incluye:

  • Entrenamiento en ejercicios: Enseñar al propietario cómo realizar ejercicios específicos con el animal.
  • Seguimiento regular: Establecer citas de seguimiento para monitorear el progreso y hacer ajustes necesarios.

Conclusión

La rehabilitación postquirúrgica es una parte integral de la recuperación de los pequeños animales. Con una combinación de técnicas adecuadas, manejo del dolor y participación activa del tutor, es posible mejorar significativamente la calidad de vida de los pacientes y acelerar su recuperación.

Referencias

  1. Journal of Small Animal Practice. Artículos sobre técnicas de rehabilitación postquirúrgica.
  2. Veterinary Surgery. Publicaciones sobre manejo del dolor y recuperación postquirúrgica.
  3. American Veterinary Medical Association (AVMA). Directrices para la rehabilitación de animales pequeños.

Clàudia Valle

Veterinaria generalista graduada en 2019 en la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha cursado un postgrado en Medicina Interna acreditado por la Universidad Católica de Valencia (UCV). Ha dedicado cuatro años a enriquecer su experiencia en diversos hospitales veterinarios. Le encanta la divulgación y piensa que la formación continua e información veraz son imprescindibles para esta formación.

Índice de contenidos

¡A por ello!

¡Únete!

Te daremos un primer regalo de bienvenida 🎁

Introduce tus datos para suscribirte a la mayor comunidad Veterinaria de España

Recibirás el primer regalo de bienvenida 🎁