Síndrome braquicéfalo en gatos: Diagnóstico y tratamiento

Síndrome braquicéfalo en gatos: Diagnóstico y tratamiento

El síndrome braquicéfalo no es exclusivo de los perros; también afecta a gatos de razas braquicéfalas como el Persa y el Himalayo. Estos gatos, caracterizados por sus caras planas y hocicos cortos, pueden experimentar una serie de problemas respiratorios y otros trastornos debido a sus características anatómicas. 

En este artículo, veremos de cerca todo lo que tiene que ver con el síndrome braquicéfalo en gatos, proporcionando una guía para manejar esta condición.¡Vamos a ello!

¿Cómo saber si mi gato es braquiocefálico?

El síndrome braquicéfalo en gatos es una condición que involucra varias anomalías anatómicas que afectan el sistema respiratorio y otras funciones corporales. Las principales características de esta condición incluyen:

  • Narinas estenóticas: Aberturas nasales estrechas que dificultan la entrada de aire.
  • Paladar blando elongado: El paladar blando se extiende hacia la garganta, obstruyendo las vías respiratorias.
  • Hipoplasia traqueal: Tráquea más estrecha de lo normal, dificultando el paso del aire.

Diagnóstico del síndrome braquicéfalo en gatos

Para diagnosticar el síndrome braquicéfalo en gatos, algunas condiciones que tenemos que tener en cuenta son:

Signos clínicos

Los gatos con síndrome braquicéfalo presentan una variedad de signos clínicos, incluyendo:

  • Dificultad para respirar: Respiración ruidosa o jadeo excesivo.
  • Ronquidos
  • Intolerancia al ejercicio: Fatiga rápida durante la actividad física.
  • Cianosis
  • Colapso: Episodios de colapso, especialmente durante el ejercicio o en climas cálidos.

Pruebas diagnósticas

El diagnóstico del síndrome braquicéfalo se basa en la combinación de historia clínica, examen físico y pruebas diagnósticas adicionales:

  • Examen físico: Evaluación de las narinas, paladar blando y laringe.
  • Radiografías torácicas: Para evaluar la tráquea y detectar hipoplasia traqueal.
  • Endoscopia: Visualización directa de las vías respiratorias superiores y laringe.
  • Tomografía computarizada (TC): Imagen detallada de las estructuras respiratorias.

Tratamiento del síndrome braquicéfalo

De la misma forma que ocurre en perros, en gatos podemos optar por el enfoque terapéutico conservador o el quirúrgico, dependiendo de la gravedad del síndrome.

Tratamiento conservador

En casos leves, se pueden implementar medidas conservadoras para mejorar la calidad de vida del gato:

  • Control del peso: Mantener un peso corporal saludable para reducir la carga respiratoria.
  • Ambiente fresco: Evitar el calor extremo y proporcionar un ambiente fresco.
  • Actividad controlada: Limitar el ejercicio intenso y evitar el estrés.

Tratamiento quirúrgico

Los casos moderados a graves suelen requerir intervención quirúrgica. Los procedimientos comunes incluyen:

  • Corrección de narinas estenóticas: Ensanchamiento de las aberturas nasales.
  • Resección del paladar blando elongado: Acortamiento del paladar blando para mejorar el flujo de aire.
  • Traqueostomía: En casos severos, una traqueostomía puede ser necesaria para asegurar una vía respiratoria adecuada.

Cuidados postoperatorios

El manejo postoperatorio es crucial para una recuperación exitosa:

  • Monitoreo cercano: Vigilancia de las vías respiratorias y estado general del gato.
  • Control del dolor: Uso de analgésicos para manejar el dolor postquirúrgico.
  • Antiinflamatorios: Medicamentos para reducir la inflamación y mejorar la respiración.
  • Antibióticos: Si se considera necesario para prevenir infecciones postoperatorias.

Medicamentos utilizados

En gatos con síndrome braquicéfalo, los medicamentos más comúnmente utilizados son:

MedicamentoDosis (Gatos)Vía de administraciónEfecto
Meloxicam0.05 mg/kg una vez al díaOral o inyectableAntiinflamatorio y analgésico
Buprenorfina0.01-0.02 mg/kg cada 12 horasSubcutánea o intramuscularAnalgésico
Tramadol2-4 mg/kg cada 12 horasOralAnalgésico
Amoxicilina/Clavulanato12.5-25 mg/kg cada 12 horasOralAntibiótico

Pronóstico y calidad de vida

El pronóstico para gatos con síndrome braquicéfalo depende de la gravedad de la condición y la eficacia del tratamiento. Con intervención temprana y manejo adecuado, muchos gatos pueden llevar una vida relativamente normal y confortable. Por ese motivo, también es crucial educar a los tutores sobre la importancia del control del peso, evitar el sobrecalentamiento y limitar el ejercicio excesivo.

Conclusión

El síndrome braquicéfalo es una condición común pero manejable en gatos de razas braquicéfalas. Un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado pueden mejorar significativamente la calidad de vida de estos animales. 

Referencias

  1. Journal of Feline Medicine and Surgery. Artículos sobre el manejo del síndrome braquicéfalo en gatos.
  2. Veterinary Surgery. Publicaciones sobre procedimientos quirúrgicos en gatos braquicéfalos.
  3. American Veterinary Medical Association (AVMA). Directrices para el tratamiento del síndrome braquicéfalo en gatos.

Clàudia Valle

Veterinaria generalista graduada en 2019 en la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha cursado un postgrado en Medicina Interna acreditado por la Universidad Católica de Valencia (UCV). Ha dedicado cuatro años a enriquecer su experiencia en diversos hospitales veterinarios. Le encanta la divulgación y piensa que la formación continua e información veraz son imprescindibles para esta formación.

Índice de contenidos

¡A por ello!

¡Únete!

Te daremos un primer regalo de bienvenida 🎁

Introduce tus datos para suscribirte a la mayor comunidad Veterinaria de España

Recibirás el primer regalo de bienvenida 🎁