Estrategias de manejo de estrés en animales hospitalizados

El manejo del estrés en animales hospitalizados es crucial para asegurar su bienestar y facilitar su recuperación. Los perros y gatos, al ser especies diferentes, tienen necesidades y respuestas al estrés distintas. 

Por esto, en este artículo, veremos estrategias efectivas para manejar el estrés en perros y gatos hospitalizados, garantizando una estancia más cómoda y una mejor respuesta al tratamiento. ¡No te las pierdas!

¿Cómo reducir el estrés al manipular animales?

Asegurar que las condiciones de la hospitalización sean óptimas para bajar los niveles de estrés es siempre necesario. Para los perros, algunas de las estrategias más recomendables para llevar a cabo son:

Entorno tranquilo y seguro

Crear un ambiente tranquilo es esencial para reducir el estrés en los perros hospitalizados.

  • Zona de descanso: Asigna áreas específicas y silenciosas para el descanso de los perros. Evita ubicarlas cerca de áreas de alto tráfico o ruido.
  • Aromaterapia: Utiliza difusores de feromonas como Adaptil para crear un ambiente calmante.
  • Iluminación: Mantén una iluminación suave y evita las luces brillantes y parpadeantes.

Manejo y contención

El manejo adecuado minimiza el estrés y previene lesiones.

  • Técnicas de bajo estrés: Capacita a tu personal en técnicas de manejo bajo estrés, como el uso de arneses suaves y el levantamiento seguro.
  • Contención adecuada: Utiliza herramientas de contención que sean seguras y cómodas para el animal.

Interacción y enriquecimiento

El enriquecimiento ambiental y la interacción pueden ayudar a reducir el estrés.

  • Juego y ejercicio: Proporciona juguetes y tiempo de juego supervisado para que los perros puedan liberar energía.
  • Contacto humano: El contacto regular con los cuidadores puede tener un efecto calmante en muchos perros.

Monitoreo y evaluación

El monitoreo constante es clave para ajustar las estrategias de manejo del estrés.

  • Observación de comportamientos: Observa signos de estrés como jadeo excesivo, temblores, o vocalización.
  • Ajustes individualizados: Adapta las estrategias según la respuesta individual de cada perro.

Estrategias para manejar el estrés en gatos hospitalizados

Si hablamos de los felinos, el manejo del estrés en la hospitalización, es todavía más importante que en los perros. Para los gatos, las estrategias a seguir consistirían en:

Entorno tranquilo y seguro

Los gatos son particularmente sensibles al entorno, por lo que un ambiente adecuado es fundamental.

  • Zonas de refugio: Proporciona cajas o áreas cubiertas donde los gatos puedan esconderse y sentirse seguros.
  • Feromonas sintéticas: Usar Feliway para ayudar a crear un ambiente calmante y reducir el estrés.
  • Separación de especies: Siempre que sea posible, mantén a los gatos alejados de los perros para reducir el miedo y la ansiedad.

Manejo y contención

El manejo adecuado es crucial para minimizar el estrés en los gatos.

  • Manejo suave: Utiliza técnicas de manejo que minimicen la restricción y el contacto físico excesivo.
  • Contención segura: Utiliza equipos de contención adecuados como mantas y toallas para envolver a los gatos de manera segura.

Enriquecimiento ambiental

Proporcionar un entorno enriquecido puede ayudar a reducir el estrés en los gatos hospitalizados.

  • Rascadores y juguetes: Ofrece rascadores y juguetes interactivos para mantener a los gatos entretenidos.
  • Comportamiento natural: Facilita la expresión de comportamientos naturales como el rascado y el juego.

Monitoreo y evaluación

El monitoreo regular es esencial para ajustar las estrategias de manejo del estrés.

  • Observación de comportamientos: Identifica signos de estrés como la reticencia a comer, esconderse o agresividad.
  • Ajustes individualizados: Adapta las estrategias según la respuesta individual de cada gato.

Protocolos comunes para perros y gatos

Si bien hemos hablado de estrategias diferenciadas para perros y gatos, hay ciertos protocolos que garantizan una disminución del estrés para ambas especies. Estos protocolos incluyen:

Evaluación inicial

Una evaluación inicial detallada es crucial para identificar el nivel de estrés y las necesidades individuales.

  • Historia clínica: Recoge información sobre el comportamiento y el ambiente previo del animal.
  • Examen físico: Realiza un examen físico completo para identificar cualquier problema de salud que pueda contribuir al estrés.

Comunicación con los tutores

Mantener una comunicación abierta con los propietarios puede ayudar a reducir el estrés del animal y proporcionar información valiosa.

  • Educación sobre el estrés: Informa a los tutores sobre los signos de estrés y las estrategias para mitigarlo.
  • Actualizaciones regulares: Proporciona actualizaciones regulares sobre el estado del animal y cualquier ajuste en el manejo del estrés.

Beneficios de un manejo eficaz del estrés

Disponer de estas estrategias de manejo del estrés en los animales hospitalizados ofrece numerosos beneficios. Entre las más destacables tenemos:

Recuperación mejorada

Los animales menos estresados suelen tener una recuperación más rápida y efectiva, ya que el estrés puede afectar negativamente al sistema inmunológico y a la capacidad de sanar.

Reducción de complicaciones

Reducir el estrés puede ayudar a disminuir la incidencia de complicaciones relacionadas con la ansiedad, como la anorexia o el comportamiento agresivo.

Satisfacción del cliente

Los tutores son más propensos a ser leales a una clínica que demuestra un compromiso con el bienestar de sus mascotas. Un manejo efectivo del estrés puede mejorar la percepción y la satisfacción del cliente.

Conclusión

El manejo del estrés en animales hospitalizados es una parte esencial del cuidado veterinario. Implementar estrategias específicas para perros y gatos puede mejorar significativamente su bienestar y facilitar su recuperación. 

Desde la creación de un entorno tranquilo hasta el uso de técnicas de manejo bajo estrés, cada detalle cuenta para asegurar una estancia hospitalaria lo más cómoda y segura posible.

Referencias

  1. Fear Free Pets. Técnicas de manejo de bajo estrés para perros y gatos.
  2. International Society for Applied Ethology (ISAE). Principios de bienestar animal.
  3. American Veterinary Medical Association (AVMA). Directrices para el manejo humano y el bienestar animal.

Adoptar estas estrategias en tu clínica no solo mejorará la experiencia de tus pacientes, sino que también fortalecerá la relación con los tutores y mejorará los resultados clínicos.

Clàudia Valle

Veterinaria generalista graduada en 2019 en la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha cursado un postgrado en Medicina Interna acreditado por la Universidad Católica de Valencia (UCV). Ha dedicado cuatro años a enriquecer su experiencia en diversos hospitales veterinarios. Le encanta la divulgación y piensa que la formación continua e información veraz son imprescindibles para esta formación.

Índice de contenidos

¡A por ello!

¡Únete!

Te daremos un primer regalo de bienvenida 🎁

Introduce tus datos para suscribirte a la mayor comunidad Veterinaria de España

Recibirás el primer regalo de bienvenida 🎁