Cómo lidiar con el envenenamiento en los pacientes veterinarios

Cómo lidiar con el envenenamiento en los pacientes veterinarios

El envenenamiento es una emergencia común en la práctica veterinaria, que requiere una acción rápida y efectiva para salvar la vida del animal. 

Por ese motivo hemos decidido realizar este artículo, que abordará cómo identificar el envenenamiento en perros y gatos, las causas más comunes, las medidas iniciales que deben tomarse, los protocolos de tratamiento y los enfoques terapéuticos para manejar estas situaciones críticas. ¡Sigue leyendo para saberlo todo!

¿Qué es el envenenamiento en animales?

El envenenamiento en animales ocurre cuando un tóxico es ingerido, inhalado o absorbido por el cuerpo, causando daños potencialmente graves. Los síntomas y la gravedad del envenenamiento pueden variar ampliamente según el tipo de tóxico, la cantidad ingerida y el tiempo transcurrido desde la exposición.

Causas comunes de envenenamiento

Dependiendo de la especie, las causas comunes del envenenamiento pueden variar:

Perros

  • Rodenticidas: Estos productos contienen anticoagulantes que pueden causar hemorragias internas.
  • Alimentos tóxicos: Chocolate, uvas, pasas y cebolla son comunes.
  • Productos químicos domésticos: Limpieza, anticongelante (etilenglicol).

Gatos

  • Plantas tóxicas: Lirios, poinsettias, dieffenbachias, entre otros.
  • Insecticidas y pesticidas: Uso de productos no seguros para gatos.
  • Medicamentos humanos: Acetaminofén, ibuprofeno.

Signos clínicos del envenenamiento

Dependiendo del tóxico por el que se ha producido el envenenamiento, los signos clínicos pueden variar. A efectos prácticos, se suelen diferenciar los síntomas generales a los específicos.

Síntomas generales

Signos específicos

  • Rodenticidas: Hemorragias espontáneas, hematomas.
  • Etilenglicol: Ataxia, letargo, insuficiencia renal.
  • Chocolate: Hiperactividad, taquicardia, temblores.

¿Qué hace un veterinario en caso de envenenamiento?

Cuando llega un paciente al centro veterinario por intoxicación, o sospecha de ella, lo primero que tenemos que tener en cuenta son las medidas iniciales, entre las que se incluyen:

Evaluación inmediata

  • Historia clínica: Preguntar sobre la exposición potencial a tóxicos.
  • Examen físico: Evaluar signos vitales y estado general del animal.

Estabilización del paciente

  • Soporte vital básico: Asegurar las vías respiratorias, respiración y circulación.
  • Decontaminación:
    • Vómito inducido: Solo si está indicado y seguro.
    • Carbón activado: Absorbe toxinas en el tracto gastrointestinal.

Protocolos de tratamiento

Una vez hayamos tomado las medidas iniciales, los protocolos de tratamiento son:

Descontaminación

  • Inducción del vómito:
    • Perros: Solución de peróxido de hidrógeno (3%) a 1-2 ml/kg vía oral, hasta 45 ml máximo.
    • Gatos: Xilazina a 0.44 mg/kg IM, pero bajo supervisión debido a efectos secundarios.
  • Carbón activado: 1-4 g/kg vía oral, repetido cada 4-6 horas durante 24 horas.

Terapia de soporte

  • Fluidoterapia: Para mantener la perfusión y promover la eliminación de toxinas.
  • Oxigenoterapia: Si hay compromiso respiratorio.
  • Anticonvulsivos: Diazepam a 0.5-2 mg/kg IV para controlar convulsiones.

Antídotos específicos

  • Rodenticidas anticoagulantes: Vitamina K1 a 5 mg/kg/día vía oral durante 21-30 días.
  • Etilenglicol: Fomepizol a 20 mg/kg IV inicialmente, luego 15 mg/kg a las 12 y 24 horas, y 5 mg/kg a las 36 horas.

Pruebas diagnósticas

Además de lo anteriormente mencionado, en el caso de que no se tenga claro el motivo del envenenamiento, o bien, cuando queremos conocer las consecuencias de este, las pruebas que se realizan son:

Laboratorio

  • Hematología y bioquímica sanguínea: Evaluar función hepática, renal y coagulopatías.
  • Análisis de orina: Identificar cristales de oxalato en casos de envenenamiento por etilenglicol.

Imagenología

  • Radiografías: Identificar cuerpos extraños ingeridos.
  • Ultrasonido: Evaluar órganos internos y detectar fluidos anormales.

Pruebas específicas

  • Toxicología: Identificación del tóxico específico en sangre, orina o contenido gástrico.
  • Tiempo de protrombina (TP): Evaluar coagulopatías en casos de rodenticidas anticoagulantes.

Enfoques terapéuticos

Los enfoques terapéuticos pautados en pacientes veterinarios envenenados son:

Tratamiento específico

  • Antídotos: Como la vitamina K1 para rodenticidas anticoagulantes.
  • Hemodiálisis: Para eliminar toxinas en casos severos de insuficiencia renal.

Tratamiento sintomático

  • Manejo del dolor: Opioides como buprenorfina a 0.01-0.02 mg/kg IM o IV.
  • Manejo de náuseas: Maropitant a 1 mg/kg SC una vez al día.

Seguimiento

Una vez hayamos realizado todo el protocolo, es imprescindible hacer un seguimiento del paciente, que incluye:

  • Monitoreo constante: Signos vitales, función renal y hepática.
  • Reevaluación: Ajustar el tratamiento según la evolución del paciente.

Tabla de medicamentos

Para tener a mano los medicamentos que hemos mencionado, así cómo las dosis indicadas para cada especie, las vías de administración y para que se utilizan, te dejamos esta tabla:

MedicamentoDosis en perrosDosis en gatosVía de administraciónIndicación
Peróxido de hidrógeno1-2 ml/kg (máx 45 ml)No recomendadoOralInducción del vómito
XilazinaNo recomendado0.44 mg/kgIMInducción del vómito
Carbón activado1-4 g/kg1-4 g/kgOralDescontaminación gastrointestinal
Diazepam0.5-2 mg/kg0.5-2 mg/kgIVControl de convulsiones
Vitamina K15 mg/kg/día5 mg/kg/díaOralAntídoto para rodenticidas anticoagulantes
Fomepizol20 mg/kg inicial, luego dosis menoresNo recomendadoIVAntídoto para etilenglicol
Maropitant1 mg/kg1 mg/kgSCManejo de náuseas
Buprenorfina0.01-0.02 mg/kg0.01-0.02 mg/kgIM o IVManejo del dolor

Conclusión

El envenenamiento en perros y gatos es una emergencia crítica que requiere un diagnóstico rápido y un tratamiento efectivo. Los veterinarios deben estar bien informados sobre las causas comunes de envenenamiento, los signos clínicos a observar y los protocolos de tratamiento adecuados. 

Con un manejo adecuado y una intervención temprana, se pueden salvar vidas y mejorar significativamente los resultados para los pacientes.

Referencias

  1. Merck Veterinary Manual. Capítulo sobre toxicología en pequeños animales.
  2. Veterinary Clinics of North America: Small Animal Practice. Artículos sobre emergencias toxicológicas.
  3. ASPCA Animal Poison Control Center. Recursos y guías sobre manejo de envenenamientos en mascotas.

Clàudia Valle

Veterinaria generalista graduada en 2019 en la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha cursado un postgrado en Medicina Interna acreditado por la Universidad Católica de Valencia (UCV). Ha dedicado cuatro años a enriquecer su experiencia en diversos hospitales veterinarios. Le encanta la divulgación y piensa que la formación continua e información veraz son imprescindibles para esta formación.

Índice de contenidos

¡A por ello!

¡Únete!

Te daremos un primer regalo de bienvenida 🎁

Introduce tus datos para suscribirte a la mayor comunidad Veterinaria de España

Recibirás el primer regalo de bienvenida 🎁